Libertad sexual

Viernes 8 de Mayo del 2020 a las 17:13

Hay un cierto alivio en mi respirar
cuando me permito explorar
mi identidad sexual,
cuando me permito vestir sin vestir
y andar sin cargar.

Hay una cierta fuerza
un cierto pulso
que nace
y me renace.


Y entre más me acerco
más viva me siento
y más libre me quiero.


Pues creo que la sexualidad
nos libera
o nos aprisiona
según como nosotros la vivamos.

Hoy quiero decir sí a la aventura de mis instintos
a los besos que percibo en mis labios escondidos.
Hoy quiero decir si
hoy quiero decir no
hoy quiero seguir lo que me dice mi cuerpo.

Y dejar de odiarlo
y observar como me callo
como me estorbo y me cierro
a la aventura que mis sentidos me llaman

cuando me limito a querer enmarcarlo
a una estética que observo en cuerpos ajenos al nuestro
en vez de deleitarme
en el movimiento que encuentro en sus adentros.

¿Cuándo comenzamos a creer

que la sensualidad es erronea?
¿Qué tiene de malo que goce de mi cuerpo
de tu cuerpo y de la esencia
de la sexualidad que nuestras ganas exaltan?


Porque en verdad,
no lo había notado
pero cuando atravieso
aunque sea un sólo paso
la nube de los miedos y de la “pureza”

y me ofrezco, y me doy
sin esperar que me alabes ni que me quieras
pues yo ya me reconozco bella
en el contacto intimo
de mi cuerpo.


Ahí, encuentro un poder
y encuentro una libertad
de ser el deseo vivo de mi cuerpo,
de ser el cuerpo vivo de mi deseo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s