Viernes 8 de Mayo del 2020 a las 18:011


I
Me siento cambiando
como una nueva yo emergiendo.
Como por fin reconociendo
la mujer que soy en mis adentros.

Me siento como emergiendo,
apropiandome de mi cuerpo
y de mi trayecto.

Me parece que apropiarse de la propia sexualidad
aflora la oportunidad de apropiarse de la propia vida
y de hacer con ella lo que uno desea
.

II
Parece que como mujeres caímos en la idea
de que para ser “espiritual” “santa” “pura”
debíamos anular nuestra sexualidad,

pero de igual manera, que fueramos sensuales
pero desde una sensualidad ausente
desde una sensualidad carente de presencia,

carente de poder y de valor.

Y así caminamos
siendo lo que no somos
oprimiendo lo que sentimos,
y nuestra sexualidad,

se iba haciendo cada vez más oscura
escondida entre los rincones de los no deberías.


Cómo mujer también caí
en creer que si me muestro sexual, sensual
debía olvidarme de la idea de tener una pareja estable.


Pero hay un instinto brotando de mi cuerpo
que me pide que lo escuche
que me pide que me abra
que me pide que me toque
y me sienta poderosa.

Es ahí,
en mi sensualidad
donde siento brotar a la mujer que en verdad soy.


Es ahí
en el oscuro lago que habita entre mis labios
que yo encuentro la verdad por la que fui creada.

III
Y entre más me acerco
más abierta me suelto
más libre me creo
y más santa me encuentro.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s